Seminario de bibliotecas de Donosti, octubre de 2010.


Escrito el 31 enero 2011 – 14:40 | por ccastillo

seminario_bibliotecas_Donosti_20101019a21[19-10-2010]

“El impacto de la digitalización de la información de las Bibliotecas. Algunos ejemplos”

Lluis Anglada

Donostia-San Sebastián

Resumen conferencia pública

 Con el título “ El impacto de la digitalización de la información de las bibliotecas. Algunos ejemplos”, y ante un público de unas 25 personas (6 hombres, 19 mujeres), Lluis Anglada hizo un repaso de la situación de las bibliotecas ante la nueva realidad tecnológica. Calificó la situación actual como fin de un ciclo, siendo la revolución tecnológica una auténtica oportunidad para dar paso a nuevas bibliotecas que se parecerán poco a las de ahora, de la misma forma que las de ahora se parecen poco a las de hace un siglo o a las de la era monacal.

Efectivamente, el cambio actual es un gran cambio pero no es el único que han sufrido los soportes. Desde el papiro al códice, desde el códice a la imprenta y luego a la linotipia y luego al menú gopher y al e-book… La mecanización de operaciones experimentada en la segunda mitad del siglo XIX también supuso una revolución, de la misma forma que ahora lo es la digitalización. Todo coincide en contextos de bonanza económica y de crecimiento durante el siglo XX. Del sueño de la biblioteca que tiene toda la información –inalcanzable- se pasa al sueño de la biblioteca sin papel, donde todo esté en la red, con usuarios autosuficientes –que no necesitan profesionales intermediarios- que permite la consulta ubicua y en las que el libro no es el único objeto.

Para ilustrar todo esto fue mencionando ejemplos de:

Digitalizaciones masivas: Google books, biblioteca digital Conseorciada, Bibilioiteca Cervantes, RACO

Espacios virtuales:  organizan toda la información sobre un tema, una persona o un territorio. Ej.- Alaska’s digital Archives, The Oregon Enciclopedia

Entornos virtuales: Library Thing, World Cat

Señaló, a modo de reflexión final, que las bibliotecas pueden pasar de ser islas de información en mares de desinformación a islas de pobreza informativa en un océano de información que es Internet. Por otro lado, la función de las bibliotecas puede centrarse en ser espacios físicos de socialización y aprendizaje así como organizaciones para preservar y organizar la información.  Insistió finalmente en que el negocio de las biliotectecas no son los libros sino la lectura.

Al hilo de las preguntas, el ponente dio más pistas sobre las nuevas funciones:

–          Las bibliotecas pueden asegurar unas condiciones de uso más democrático que el propio mercado.

–          Las bibliotecas –especialmente las universitarias, pero no solo- pueden contribuir a la alfabetización informacional y crear usuarios autosuficientes. En este sentido insistió en que la información está muy poco incorporada en el mundo de la educación.

–          Insistió en que los tipos de bibliotecas no son tan diferentes entre sí y que a veces hay corporativismo entre bibliotecarios y sobre todo con otras profesiones (archivos, museos, centros de documentación…) pero que en realidad nos unen más cosas que nos separan y que hay que trabajar conjuntamente –sin perder cada uno su especificidad- para crear y compartir conocimiento ante problemas similares.

______________________________________________

 

[20-10-2010]

Creatividad para reinventar las bibliotecas del siglo XXI

Lluis Anglada

Donostia – San Sebastián

Resumen del seminario

El seminario se centró en la idea de las bibliotecas en evolución, asimilando lo digital y las transformaciones que produce en cuatro puntos de acción: la documentación, los servicios, los espacios y la organización.

En este sentido, la metodología del seminario consistió en una introducción general de Lluis Anglada sobre la idea central del seminario y propuestas de trabajo y discusión relacionadas con cada punto de acción.

Desde el punto de vista general, se insistió en el Cambio de Paradigma, citando a Thomas Kuhn, que supone la evolución en el ámbito informacional, con la asimilación de las nuevas herramientas para la gestión y difusión que son las TICs. La innovación y la tecnología se destinan a satisfacer una necesidad social económicamente viable, y todo esto produce cambios organizativos y efectos inesperados, obligando a la readaptación y aceptación de los profesionales y usuarios a este cambio.

Servicios: La mayor parte del debate se centró en el concepto de MEDIACIÓN por parte del profesional, de la evolución de la función de mediación al superar la tradicional posición entre el usuario y los documentos. El profesional sigue siendo mediador aunque ejerza una mediación de tipo analítico, creando puentes tecnológicos entre el usuario y la información, lo que puede contribuir en ocasiones a que el servicio sea autónomo y por tanto, supere ya su función tradicional. También se debatió las diferentes líneas de búsqueda de usuarios, lo que preocupa a los profesionales respecto al cambio y a las nuevas exigencias de los usuarios.

Espacios: Los espacios cambian, se adaptan a las nuevas reglas de socialización. Se conquistan nuevos espacios y se supera el entorno tradicional (se toma café en las bibliotecas, sirven como punto de reunión “vibrante”, son cómodas “como si estuvieras en tu casa”…). Hubo diversidad de opiniones respecto a estos nuevos usos, pero conformidad a la hora de que existieran puntos habituales en las bibliotecas como “células de silencio”, que eliminaran la posibilidad de que existieran conflictos entre los propios usuarios por el modo de uso de los espacios, junto con espacios para grupos, etc. Se coincidió en la necesidad de crear espacios atractivos y personales, cómodos, flexibles y bien iluminados, enfocados a la actividad que se tiene que desempeñar en cada uno de ellos.

Organización: Se hizo incapié en la idea del valor de lo único, lo efímero, lo propio, y en que la información ya no es un bien escaso, pero sí lo es el conocimiento. Pese a que las fuentes y posibilidades de recopilar información son muy abundantes, es un reto de los profesionales trabajar por la alfabetización informacional (ALFIN), como concepto que supera la alfabetización tecnológica, audiovisual o digital. Se enfatizaron los nuevos roles de los profesionales, como editores de información electrónica, conservadores de información digital, organizadores de información y potenciadores del uso creativo de esa información. Por último, se habló de las nuevas estrategias organizativas, con equipos interdisciplinares, estrategias en las que el mediador se convierte en “re-intermediador”, de manera que, cuando las barreras entre el usuario y la información parecen diluirse, la misión del profesional debe seguir siendo la de facilitar esa interacción de manera intuitiva y transparente.

_________________________________________________

 

[21-10-2010]

Las Bibliotecas en la Era Digital

Javier Celaya

San Sebastián / Donostia  

Notas en relación a la conferencia

Tras una primera enumeración de los elementos presentes en el ecosistema tradicional del  libro (Autor / Agente / Editor / Distribución, Librerías, Bibliotecas / Lectores), el autor reflexiona sobre la misma existencia y la expansión del fenómeno Internet como un tsunami para este ecosistema de manera que, de facto, pone en cuestión la existencia de cada uno de estos elementos eliminando todos aquellos que no aportan un valor añadido.

Por otro lado enumera algunos hechos concretos relacionados con el desarrollo tecnológico: velocidad cada vez mayor en el proceso de asimilación de herramientas tecnológicas ( Calculadora, 15 años, Ipod, 1 año, Ipad 5 meses); asentamiento de Internet como canal preferente para la comunicación e información, presencia de multitud de dispositivos de lectura (e-readers, tabletas),… lo que obliga a aceptar los hechos tecnológicos, no cuestionarlos en su propia existencia. Es obligatorio trabajar con los nuevos hechos tecnológicos, no se pueden obviar.

En opinión de Javier Celaya las bibliotecas deberán tener en cuenta los siguientes factores:

–          El edificio y lo ‘local’ son claves de manera que deben de aprovecharse la valoración positiva de las bibliotecas como lugar de encuentro ciudadano y, a su vez, el servicio de recopilación y preservación de la producción local como campo específico de las bibliotecas.

–          Han aparecido, y sin duda se van a expandir, nuevas formas de acceso a la lectura: alquiler del libro, lectura parcial (sólo un capítulo,…), posibilidad de cambio en las formas de lo escrito (cambio de tipos), posibilidad de utilización de dispositivos que transforman de texto a voz, posibilidad de anotaciones sobre el libro (notas, subrayado), realidad aumentada (posibilidad de enlazar mapas, audiovisuales, relacionados con el texto original).

–          Cambios en la forma de escribir: generación de escritos con recursos audiovisuales

Ante estos factores las posibles ventajas estratégicas de las bibliotecas pudieran ser:

–          La biblioteca puede convertirse en ‘puerto seguro’, un servicio en el que se tengan en cuenta el derecho a la intimidad y la no explotación comercial de los datos que el lector voluntaria o involuntariamente proporciona.

–          Biblioteca como institución creíble y apreciada.

–          Biblioteca como servicio de criba y selección de la información de manera que el lector pueda encontrarse con un servicio que le ayuda a seleccionar lo más apropiado (en contraposición con el modelo actual basado en la ordenación automática de los buscadores, ordenación muy poco ‘inocente’).

–          La posibilidad de utilizar las bibliotecas como edificios flexibles, dinámicos, variables de acuerdo a las nuevas formas de comunicación propuestas por los usuarios.

El conferenciante propone como posibles líneas de actuación de las bibliotecas las siguientes:

–          Oferta de más dispositivos inteligentes y más servicios para los ciudadanos.

–          Mentalidad 24 horas / 7 días.

–          Enfoque de servicio

–          Biblioteca como lugar de innovación social, espacio de los creadores, no solo de consumidores de información (en Internet sólo el 1% de la información es creada, el otro 99% es sólo reelaboración).

–          Biblioteca como lugar de activismo social.

–          Tendencia a la especialización: Internet ofrecerá lo generalista, cada biblioteca deberá especializarse.

Por último identifica varios de los problemas relacionados con los nuevos usos de Internet y lo digital en general:

–          No cuestionamiento de los resultados (aceptación de los sistemas de ordenación de los resultados de búsquedas)

–          Perdida de habilidades en la expresión, cada vez se utilizan menos palabras, pobreza expresiva,…

–          La multitarea como falso criterio científico, se ha demostrado que la multitarea no asegura la adecuada explotación de cada una de las tareas.

–          Perdida de la privacidad y uso abusivo por parte de las empresas de datos personales con un precio, a la larga, altísimo para los ciudadanos.

Como corolario final se incide en la idea de que las bibliotecas tienen futuro si en ellas se produce un cambio de mentalidad que les permita convertirse en servicios más flexibles y capaces de discriminar entre los servicios en los que no aporta valor añadido (en relación a Internet) y aquellos que si lo hacen, incidiendo, evidentemente, sobre estos últimos.

Publica un Comentario